29 abril 2012

ANSEL ADAMS

Ansel Adams

Ansel Adams

Ansel Adams



Nació en San francisco en 1902. Estudio para convertirse en concertista de piano.

En 1916 realizó sus primeras fotografías, mientras se encontraba de vacaciones con sus padres en el valle de Yosemite. Desde entonces regresó cada verano, se convirtió en montañero y, lo más importante, en ecologista.

Ya en aquella época empezaba a preciarse el interés por la fotografía de paisaje norteamericano, en la que se centraba toda su obra.

En 1920, tras conocer a Paul Strand y considerar su fotografía pura y sus negativos toda una revelación, Adams quedo fuertemente impresionado, y le hizo descubrir en la fotografía su verdadero medio de expresión y decidió consagrarse en su carrera como fotógrafo. Quizás sorprenda a muchos, que las primeras imágenes de Adams eran de estilo pictorialista, con efecto flou y románticas.



En 1932 fundó el grupo f/64, que abogaba por el potencial expresivo de la fotografía directa, con los fotógrafos Imogen Cunningham, John Paul Edwards, Sonya Noskowiak, Henry Swift, William van Dyke y Edward Weston. Los miembros del grupo pregonaban el dogma de una fotografía caracterizada por una gran profundidad de campo y la definición más rigurosa posible de los detalles. Fascinados por la enorme precisión de las capacidades expresivas de su medio, esos fotógrafos preferían particularmente los primeros planos de motivos aislados.

Hacia 1933, gracias a Alfred Stieglitz, que había fundado una Galería de Arte denominada "291", pudo exponer sus fotografías en Nueva York. Al incluirle en 1936 en la exposición “An American Place”, le convirtió en unos de los grandes paisajistas estadounidenses.

Ansel Adams se decantó por la fotografía de abruptos paisajes, profundos cañones, montañas y ríos, bien por placer personal, bien por encargos del Gobierno, o por los directores de los Parques Nacionales. Adams pasó una parte importante de su vida en los parques nacionales norteamericanos, sobre los cuales publicó más de 24 álbumes, destacando las de Yosemite National Park y Sierra Nevada.

Estéticamente, la relación del hombre con la naturaleza y su representación fueron la idea que presidió desde entonces su obra, que formalmente acusaba la formación musical del artista. El ritmo que marcaban las combinaciones de líneas verticales y horizontales en sus composiciones, dotaban de rigor y armonía a sus imágenes.

En este aspecto, no se limitó a las labores de fotógrafo: su trabajo despertó el interés del público por los parques nacionales, contribuyendo así a protegerlos y a crear otros.

Simultaneó esta labor con procesos estrictamente comerciales encargados por las compañías de la época con vistas a calendarios, felicitaciones de Navidad y moda u otros. No le gustaba, pero le permitía seguir dedicándose de forma más libre a su pasión: fotografía de la naturaleza.

En 1940, Adams se convirtió en uno de los fundadores del departamento de fotografía del MoMA en Nueva York, el primer museo que tuvo un departamento dedicado a este medio, considerándolo una de las bellas artes.

En 1941, desarrolló el “Sistema de zonas”, un método para calcular el tiempo de exposición y de revelado que debía aportar una gradación óptima a los valores del gris.

En 1946, fundó el Departamento de Fotografía de la Escuela de Bellas Artes de California, en San Francisco.

En 1949 fue el encargado de probar los primeros prototipos de Polaroid, tarea a la que se aplicó con entusiasmo para explorar las nuevas posibilidades que ofrecía el sistema.

Se retiró en 1962 a Carmel Highlands. No obstante, Adams ha difundido sus ideas y sus procedimientos fotográficos a través de un gran número de obras y conferencias. Ha estado publicando numerosos libros, no sólo de fotografías en sí, sino de técnica fotográfica hasta 1984 en el que murió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ir arriba